¿Desea Obtener la Ciudadanía Estadounidense?

Surgen muchos interrogantes durante una solicitud de ciudadanía, es posible que se le hagan muchas preguntas. A fin de que su solicitud pueda continuar, las respuestas a muchas de estas preguntas deben ser aceptables. Se le harán preguntas sobre su presente y sus antecedentes penales, así como sobre su conducta. El periodo de cinco años que precede a la fecha de solicitud de la ciudadanía, conocido como plazo legal, se evalúa intensamente en búsqueda de cualquier motivo que pudiera denegar su solicitud.

Cómo Convertirse en Ciudadano Estadounidense

Si bien la obtención de la ciudadanía es el objetivo primordial, es importante darse cuenta de que hay múltiples maneras de lograrlo. Una de las opciones más obvias para la obtención de la ciudadanía es a través del nacimiento. Los requisitos para ello son simples: debe ser nacido en los Estados Unidos (o en un lugar que se encuentra bajo jurisdicción de los EE. UU.) y sus padres deben ser ciudadanos al momento del nacimiento. Sin embargo, si no ha obtenido la ciudadanía de esta manera, aun tiene esperanzas. La otra forma común de intentar obtener la ciudadanía para los inmigrantes es a través de lo que se conoce como la naturalización.

Será elegible para la naturalización si reúne los siguientes requisitos:

  • 18 años de edad o mayor;
  • residente permanente (generalmente más de cinco años);
  • “conducta intachable”;
  • conocimiento de la historia y del gobierno de los EE. UU.;
  • presencia física sostenida en los EE. UU.;
  • puede leer, escribir y hablar inglés.

Las personas que han sido residentes en forma permanente durante un periodo mínimo de cinco años, las que han sido residentes permanentes durante tres años o más y contrajeron matrimonio con un ciudadano estadounidense, o las que hubieran servido honorablemente en las fuerzas armadas de los EE. UU. son elegibles para solicitar la naturalización. Esto se puede lograr al completar y presentar el Formulario N-400. También tendrá que rendir y aprobar un examen de naturalización. A medida que aumenta la inmigración, las solicitudes de ciudadanía son analizadas más minuciosamente, para reducir la tasa de inmigración. Hay muchas cuestiones que se plantearán que el abogado puede manejar en su nombre, y él velará para que sus derechos sean protegidos.

Abogado de Inmigración en Nueva York

Un abogado debe responder a las preguntas que deban ser contestadas con respecto al plazo legal a fin de evitar cualquier error que podría resultar en la denegación de su solicitud. Además, contar con un abogado de Pozo Goldstein, LLP que lo represente a lo largo del caso, lo beneficiará de incontables maneras. Nuestra firma cuenta con un ex juez y ex fiscales de inmigración; su experiencia le brinda a nuestro bufete una ventaja en el entorno judicial en casos donde se traten temas inmigratorios.