Delitos e Inmigración

Hay muchos aspectos diferentes de la vida de una persona que se investigan antes de permitir que obtenga la ciudadanía. Una de estas áreas es su pasado delictivo, y cómo va a afectar esto a cualquier persona en contacto con el solicitante en el caso de que se le conceda la ciudadanía. Uno de los requisitos para las personas que solicitan la ciudadanía es que tengan “una conducta intachable”, lo que significa que no tengan sentencias condenatorias por delitos graves. Sin embargo, hay innumerables víctimas de condenas injustas por crímenes que no cometieron. Si usted no es un ciudadano de EE. UU., cualquier contacto que tenga con un oficial de policía puede afectar su elegibilidad para la inmigración, así como la elegibilidad para la concesión de diferentes tipos de visas. Si es arrestado, no solo podría hacer que su solicitud de ciudadanía sea negada, sino que también podría ser deportado, o puesto bajo custodia mientras que se considera la posible deportación.

Consecuencias de la Condena en Materia de Inmigración

Si bien es aterrador para cualquier persona enfrentarse a una condena penal, esto es aún peor cuando se trata de un inmigrante que es detenido. Para esos acusados, el problema va más allá de tener que lidiar con consecuencias a corto plazo, como pueden ser el tiempo de cárcel y las multas. A un inmigrante, esto le costaría su residencia y se encontraría en peligro de enfrentar un proceso de deportación ante un juez.

Es importante tener en cuenta que toda persona que no es ciudadana puede ser deportada por una sentencia condenatoria. Esto incluye a las personas que tienen residencia permanente en EE. UU. con una visa legítima. Existen dos clasificaciones distintas, cada una de ellas afecta de manera diferente los procedimientos de inmigración:

  • Delitos graves: Asesinato, violación o abuso sexual de un menor, tráfico de drogas o armas de fuego, así como cualquier otro delito que implique violencia. Lo que se define como un delito grave según 8 USC §1101(a)(43) puede que no sea un delito grave en Nueva York, pero lo será a los efectos de los procedimientos de inmigración.
  • Delitos de Vileza Moral: No existe una definición precisa de estos delitos, pero se consideran aquellos en los que la intención criminal es el fundamento del acto. Esto podría ser cualquier cosa, desde asesinato a secuestro, así como incendio premeditado, falsificación e incluso chantaje.

Incluso cuando una condena penal no devengue inmediatamente en la deportación, podría afectar la capacidad del acusado de obtener la ciudadanía por medio de la naturalización en el futuro. Los requisitos para obtener la ciudadanía son estrictos y una mancha en el informe de antecedentes de una persona podría hacer que fuera imposible para esa persona ser elegible para la solicitud de la ciudadanía. Por esta razón, es muy importante que no pierda tiempo en consultar con un abogado, para que le ayude a atravesar estos asuntos penales y de inmigración.

Pozo Goldstein, LLP: La lucha por sus derechos

Si usted quiere solicitar la ciudadanía, y tiene antecedentes penales, es importante que hable con un abogado de inmigración de Pozo Goldstein, LLP. Nuestro bufete está consagrado a ayudar a nuestros clientes a que lleven a buen término el proceso de inmigración, independientemente de sentencias condenatorias pasadas, sean o no injustas. Incluso si ha sido condenado por un delito, aún puede beneficiarse con la asistencia legal de un abogado de nuestra firma. Nuestro bufete se dedica a proporcionar la mejor asistencia legal posible para cada uno de nuestros clientes. Le ofrecemos una evaluación gratuita de su caso, así como una atención individual y personalizada, y disponibilidad 24/7.